Métodos de compactación de suelo: perforación empujada y percusiva por impacto

La compactación del suelo es un proceso esencial en la construcción y cimentación de estructuras, y dos métodos comunes utilizados para lograrlo son la perforación empujada y la compactación percusiva por impacto.

Te mostramos algunas de sus principales características.

Perforación empujada

En la perforación empujada, se utiliza una maquinaria especializada que aplica fuerza vertical desde la superficie para introducir una herramienta, generalmente una sonda o una varilla, en el suelo. 

Este método se caracteriza por su capacidad para compactar el suelo a profundidades considerables, logrando una mejora significativa en la densidad del terreno. Es particularmente eficaz en suelos cohesivos y arcillosos, donde la aplicación de presión desde arriba ayuda a romper la cohesión y compactar las partículas.

Características de la perforación empujada

  • Profundidad ajustable: la profundidad de compactación se puede ajustar según las necesidades del proyecto.
  • Control Preciso: permite un control más preciso sobre la ubicación y la intensidad de la compactación.
  • Menor vibración: en comparación con otros métodos, la perforación empujada tiende a generar menos vibración, siendo más amigable con estructuras cercanas.

Compactación percusiva por impacto

La compactación percusiva por impacto implica el uso de una herramienta, como una maza o un pisón, que se deja caer desde una altura específica sobre la superficie del suelo.

Este impacto genera fuerzas que comprimen y densifican el suelo. Este método es efectivo para suelos granulares y no cohesivos, como gravas y arenas.

Características de la compactación percusiva por impacto 

  • Rápida ejecución: la compactación por impacto es un proceso relativamente rápido y eficiente.
  • Mayor profundidad limitada: aunque es eficaz, la compactación percusiva por impacto puede tener una profundidad limitada en comparación con la perforación empujada.
  • Apto para suelos granulares: funciona especialmente bien en suelos granulares, donde el impacto rompe la estructura suelta y mejora la compactación.

Ambos métodos tienen sus aplicaciones específicas y ventajas según las condiciones del suelo y los requisitos del proyecto. 

La elección entre perforación empujada y compactación percusiva por impacto dependerá de factores como el tipo de suelo, la profundidad requerida y las limitaciones ambientales.

Su selección cuidadosa, basada en la comprensión de las características del suelo y los objetivos del proyecto, es crucial para garantizar una cimentación sólida y duradera en diversas aplicaciones de construcción.

Te invitamos a que busques en Renta Machine el asesoramiento que necesitas para las decisiones de perforación y los proyectos que lleves a cabo.

Deja un comentario